cocina

Reformar la cocina 1024 572 smdarquitectes
Reforma de cocina

Reformar la cocina

¡Feliz 2024! Para empezar con el blog de este nuevo año, he considerado oportuno escribir sobre mis proyectos y darte consejos útiles para tus proyectos de reforma. Así que voy a empezar por una de mis estancias favoritas de la casa, la cocina, y aprovecharé para darte a conocer los 10 puntos clave que tengo en cuenta a la hora de reformar una cocina. ¡Siempre! Independientemente de su forma, tamaño, estado, configuración y posición dentro de la casa.

Reforma de cocina

.

Te preguntarás, … ¿Por qué empiezo por la cocina?

Pues así de sencillo, porque, justamente, estoy realizando el proyecto de reforma de una cocina de 20m2. Y como lo tengo reciente y a mano, creo que puede ayudar a quien se esté planteando reformar la suya.

Primero de todo, si me vienes leyendo ya sea aquí en el blog, en la newsletter o por redes, ya sabes que me encanta buscar la definición y etimología de las palabras.

Según la RAE, COCINA viene del latín coquīna, de coquĕre ‘cocer’. En este caso, tenemos 5 acepciones, aunque sólo destacaré dos, que son las que más nos interesan para el artículo de hoy.

1. f. Pieza o sitio de la casa en el cual se guisa la comida.

2. f. Aparato que hace las veces de fogón, con hornillos o fuegos y a veces horno. Puede calentar con carbón, gas, electricidad, etc. Sinónimos.: fogón, estufa, horno, infernillo, hogar.

¿Te has fijado que uno de los sinónimos es hogar?

Sigue leyendo y verás a dónde quiero llegar. Sólo te diré que es una reflexión que llevo muuuucho tiempo queriéndote hacer.

Según la RAE, HOGAR tiene 5 acepciones y voy a destacar dos.

1. Casa o domicilio.

4. Sitio donde se hace la lumbre en las cocinas, chimeneas, hornos de fundición, etc.

A la reflexión que quiero llegar es que la palabra hogar viene de fogar, de fuego. Antiguamente el centro de la casa era dónde si situaba el fuego, muy útil para calentarse en invierno y para cocinar. Es decir, la vida en la casa (social y familiar) se hacía entorno al fuego, en lo que hoy en día llamamos cocina. Era la sala más importante de la casa. El hecho de que todas las casas contaran con este elemento, el «fogar», hizo que con el tiempo a la casa habitada se le llamara hogar. 

La sustitución de la letra “f” por la letra “h” la podemos encontrar, en castellano, en otras palabras, como, por ejemplo: facer/hacer, fermoso/hermoso, femina/hembra o folia/hoja.

¿Quizá por esto es una de las estancias de la casa que más me apasiona reformar?

¿Será porque me encanta cocinar y alimentar a mi familia?

¿Será por su significado?

Mucha gente se piensa que sólo reformo cocinas, me lo han dicho ya varias veces… Puede ser que en redes sociales, @smdarq, publique muchas cocinas, pero es que de verdad me apasionan.

Reformar la cocina

.

Y como estoy en pleno proyecto, quiero hacerte una lista de los 10 puntos clave que considero siempre, siempre, siempre a la hora de llevar a cabo una reforma de cocina:

1. Lo primero de todo, es conocer al cliente. Empiezo por sus gustos, su estilo y también pregunto por su ideal de cocina. Todo ello mediante referencias visuales que el cliente me facilita mediante el canal que tengo de Pinterest. Además, paso una encuesta específica sobre este espacio. Me permite detectar hábitos, rutinas y cómo la usan. Sólo piensa que en una cocina no sólo se cocina. Depende de muchos factores, pero en muchas se come también, se reúnen los amigos con una copa de vino mientras el anfitrión prepara la comida/cena, se hacen entrevistas como por ejemplo en la cocina de Charuca, que me encantaría visitarla algún día… ¡Ahí lo dejo!

2. Luego visito la cocina. Me desplazo para ver in-situ la cocina actual. Veo si está integrada en otra estancia, como en el comedor, veo cuan lejos está del comedor en caso contrario, … La sitúo dentro de la casa. Asimismo, me permite valorar la cantidad de utensilios y accesorios que almacena. Con esta visita valoro el volumen y además valido (o no) las respuestas ofrecidas en la encuesta. Es en este momento donde ya puedo empezar a ver si la idea de proyecto es viable o no. Momento de pasar de las expectativas a la realidad.

3. También en esta primera visita pregunto por el presupuesto que tienen pensado invertir. He de decirte que muy pocas veces el cliente es consciente de lo que valen las cosas. Muy normal si no formas parte del mundo de la construcción. Este dato me ayuda a enmarcar la envergadura reforma o si empiezo a plantear una reforma por fases. El objetivo principal es llegar a realizar la cocina soñada por el cliente. Hay mil maneras de conseguirlo y mi misión es ayudarte a hacerla realidad, ¡aunque sea por fases!

4. Con las ideas más claras y los puntos clave iniciales sobre la mesa, empiezo con la definición y la distribución de los muebles. Punto importante saber qué quieren conservar de su vieja cocina. Aquí me encanta ayudar a los clientes a seleccionar todo lo que tienen. Como sabes, si me sigues de hace tiempo, lo que está roto o estropeado se lleva a reciclar o se arregla y se vende. Lo que hace más de dos años que no se usa se vende o se dona. Y al finalizar esta primera “mudanza” de la cocina, se miran qué electrodomésticos se aprovechan. Aquí empezamos a ajustar en el presupuesto, ahorrando en electrodomésticos. Aprovechando al máximo lo que ya tenemos. No generando más residuos innecesarios en este planeta.

5. Paralelamente he ido trabajando en el nuevo estilo. Mi recomendación siempre es decidir un estilo, seleccionar un color protagonista o un elemento protagonista de la cocina y el resto en tonos neutros. Con todo esto claro, es el momento ideal para irnos de “shopping” a tiendas especializadas para ver, tocar y oler los futuros materiales que formaran parte de la cocina. Aquí aparece el famoso «ya que estamos»…

6. Un elemento clave e importante es la encimera y el frontal. Yo recomiendo que sean piezas de gran formato (aunque al final decide el cliente), para evitar juntas y limpiar menos. ¡Practicidad ante todo! En este punto no hay margen para el ahorro. Piensa que es donde trabajaremos los alimentos, por lo tanto, cuanto más bueno, saludable y duradero,… ¡mucho mejor!

7. Los muebles siempre de madera y ecológicos (ideal), evitando los COV (compuestos orgánicos volátiles) que desprenden muchos muebles con tratamientos varios. ¡Atención! La arquitectura y la salud van de la mano. Y más en una cocina, donde se encuentran almacenados los alimentos y donde los cocinamos… Cuantos menos tóxicos durante el proceso, mejor para nuestra salud y la de nuestro planeta.

8. Y el anterior punto me lleva a este. Los accesorios de la cocina, es decir: las ollas y las paellas (por no entrar en los demás útiles de cocina). Si estamos en el momento de la reforma, es un momento ideal para renovar estos accesorios desgastados por unos de más saludables. Evitaremos en todo caso el uso del plástico (pensando en tuppers) y de los antiadherentes. Aquí se abre un mundo para un futuro artículo del blog. Lo anoto. Sólo te diré que en casa usamos ollas de pyrex en blanco que me regaló mi madre (hace ya unos cuantos años) cuando me independicé. ¡Las adoro! Gràcies mami.

9. Un último punto antes de ponernos «manos a la obra» (¡qué me gusta decir esta frase!). Los planos de obra y las mediciones (o la biblia de la obra como le llamo yo). Se trata de un documento en el que desgloso partida por partida todos los pasos de la obra para conseguir el objetivo deseado. Esto me permite pasarlo a varias empresas constructoras para que nos faciliten el presupuesto, es decir, el coste de la obra. Mi recomendación es tener un mínimo de tres presupuestos para hacer una buena comparativa. Este documento sigue vigente durante la obra y gracias a éste, puedo jugar con los precios, adaptar y asegurar el presupuesto acordado, muy útil si salen imprevistos durante las obras.

10. Ahora ya sí que sí, una vez todo contratado y comprado, empieza la obra. Escoger una buena empresa constructora que realice y garantice los trabajos junto con una buena dirección de obra es la clave para evitar más nervios de los que ya se generan. Piensa que una obra es siempre estrés para el cliente. Además de gente merodeando por casa, un uso a medias de la casa (sin poder cocinar), el polvo, el ruido, las sorpresas que siempre aparecen en las obras y con ello normalmente un incremento en el presupuesto, … ¡Tú imagina! La importancia de no escatimar en este punto. Una buena dirección de obra y control exhaustivo del presupuesto te ayudarán a tomar las mejores decisiones. Unos buenos trabajadores te garantizaran los mejores acabados y resultado para tu cocina.

Y yo creo que con estos 10 puntos ya tienes suficiente información de los pasos que conlleva una obra, de los puntos dónde puedes ahorrar, dónde no, … en fin, espero que te haya sido de ayuda.

Si durante la lectura de este artículo te han surgido dudas, o quieres que te recomiende empresas/tiendas especializadas, o simplemente quieres que te dé mi opinión sobre cómo reformar tu cocina en temas relacionados con la distribución o iluminación, … u otras estancias de tu casa, te dejo mi servicio:

“Reserva tu hora”

60 minutos que compartiremos, de manera online, para resolver todas tus inquietudes.

.

Gracias por tu atención ¡siempre! y espero seguir compartiendo sabiduría y reflexiones entorno a la arquitectura y la vida que en ella habita.

.

De manera más personal y directa, a tu entrada del correo electrónico, por si quieres saber más de mí, mis inquietudes, mis reflexiones y de una manera, cómo te diría, de… andar por casa…

Suscríbete gratis en el siguiente enlace:

.

Notas o enlaces consultados para la redacción de este artículo:

Imágenes de proyectos realizados por Alba Armengol Gasull.

Aquí puedes ver más proyectos de cocinas.

.

Privacy Preferences

When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in the form of cookies. Here you can change your Privacy preferences. It is worth noting that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we are able to offer.

Click to enable/disable Google Analytics tracking code.
Click to enable/disable Google Fonts.
Click to enable/disable Google Maps.
Click to enable/disable video embeds.
Our website uses cookies, mainly from 3rd party services. Define your Privacy Preferences and/or agree to our use of cookies.